Advertising

Querétaro

Industria 4.0 

La industria 4.0 ofrece el grado de flexibilidad que demandan los retos actuales: Siemens

Por Víctor Vázquez. Junio 2021

Alejandro Preinfalk, CEO México, Centroamérica y el Caribe y vicepresidente de Digital Industries en Siemens, habló de los desafíos que hoy enfrenta la manufactura mexicana y las alternativas que ofrece la compañía para atenderlas en el corto plazo.

Durante el webinar “Roadmap de la digitalización para las industrias mexicanas”, organizado por Siemens, el CEO consideró que son cuatro los principales retos para la manufactura en el país: tiempos cortos de desarrollo para nuevos productos ante situaciones altamente cambiantes, adquisición de herramientas de simulación y validación de planta en entornos virtuales para la mejora de los procesos, desarrollo de los mejores diseños de procesos de manufactura, y asegurar una infraestructura resiliente y flexible que garantice la continuidad de la producción y la seguridad de los datos.

“La claridad de nuestra respuesta viene de contar con las soluciones para abordar todos estos desafíos, con nuestra Digital Enterprise Suite, que incluye el uso de diferentes tecnologías, como gemelos digitales, IoT [internet de las cosas, por sus siglas en inglés], Edge Computing, inteligencia artificial, entre muchas otras”, resaltó el ponente, quien consideró que el sector de industria 4.0 en México aún se encuentra en crecimiento, ya que, a pesar de ser “el clúster de manufactura más grande de Latinoamérica”, la adopción de tecnología había sido lenta hasta que se presentaron los escenarios de contingencia por Covid-19.

 

PANORAMA

El vicepresidente de Digital Industries en Siemens hizo entonces un resumen sobre el panorama general que tiene México en términos económicos, tras el primer año de pandemia, así como de las oportunidades que advierte para la digitalización de la industria.

“Vimos como México tocó fondo en el segundo trimestre de 2020, derivado del cierre de actividades por la pandemia; sin embargo, en los meses subsecuentes también pudimos observar cómo logró recuperar parte de estas pérdidas, cerrando con un porcentaje negativo del producto interno bruto [PIB] de 8.5 por ciento”, expresó el directivo.

Los números presentados por el panelista dieron cuenta de una reactivación dinámica en las actividades primarias y la producción industrial, mientras que las tendencias en las actividades terciarias mostraron una recuperación más lenta.

Asimismo, durante 2020, las exportaciones manufactureras, principalmente las conectadas con EE.UU. se recuperaron rápidamente, “a pesar de las restricciones a la movilidad, las proyecciones económicas estiman que este comportamiento prevalecerá en el 2021”, agregó Alejandro Preinfalk.

En este sentido, el líder de Siemens en la región apuntó que México muestra un mejor control de la pandemia que el previsto, por lo que las restricciones comienzan a relajarse, generando más aperturas de actividades productivas y, por consecuencia, mejores expectativas de crecimiento para este año.   

“Pese a que los riesgos siguen siendo elevados, la economía parece comportarse mejor de lo esperado, lo que ha hecho a los economistas revisar los pronósticos de crecimiento y considerar ahora un 4.1% de crecimiento del PIB, en lugar del 3.7% previsto anteriormente”.

Ante escenario, Preinfalk subrayó las oportunidades y fortalezas que tiene el país, de quien resaltó la ubicación geográfica, su disponibilidad de recursos naturales y la diversidad de industrias que alberga, así como las condiciones de privilegio que le permiten hacer negocios con EE.UU., el mayor mercado del mundo y con quien renovó un tratado comercial recientemente.

En contraparte, el directivo planteó las áreas de oportunidad que tiene el país, como la lenta de adopción de las tecnologías, la falta de personal capacitado para implementar las soluciones de industria 4.0 y la falta de infraestructura para ejecutar una transformación profunda.

“La situación actual plantea grandes retos a las empresas industriales de todo el mundo, y demuestra que la producción digitalizada y altamente automatizada es más importante que nunca a la hora de obtener una ventaja competitiva. Esta es la única manera de que las empresas puedan reaccionar a los retos actuales y futuros, con el grado de flexibilidad necesario”, consideró. 


Te puede interesar

Ediciones Impresas