Advertising

Nuevo León

Automotriz  Manufactura 

Invita consulado alemán a formar un frente para atraer la inversión a Nuevo León

Por Perla Eunice. Diciembre 2020

Fomentar la relación bilateral entre Alemania y México para hacer un frente común y atraer la inversón germana a Nuevo León son unas de las principales misiones de Fritz Eisele Thurau, cónsul honorario de Alemania en Monterrey. “Quiero transmitir mi pasión y gusto por todo lo que involucre a Alemania diciéndole a la gente: úsenme, mi oficina, nuestro staff, todos en beneficio de la comunidad”, dijo. 

El también director de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa) mencionó que este es un momento ideal para recontactar y revisar las actividades ya que, a pesar de las circunstancias globales, la relación comercial de México y Alemania es bastante buena y con un futuro prometedor

“De las economías emergentes que se pronostican en los próximos cinco a 10 años como claves en la producción industrial, México está en tercer lugar al lado de la India. Además, alrededor de 1,900 compañías con capital alemán están registradas en el país; de las cuales, cerca de la mitad son socias de la cámara”, añadió. Respecto a Nuevo León, recalcó que hay inversión alemana de cerca de 60 empresas; muchas de ellas automotrices, metalúrgicas, y de herramentales.  

De acuerdo con un estudio de la Camexa realizado en el 2016, la inversión histórica de las compañías alemanas en México tiene un volumen aproximado de 35,000 millones de dólares. Las empresas germanas emplean a 200,000 personas a lo largo del territorio mexicano. Los más grandes empleadores son Continental, con 27,000 empleados; Bosch, con 16,000; Volkswagen, 15,000; y Leoni, con 13,000.

La balanza entre ambos países se ha visto favorecida en las últimas décadas. Alemania es el primer socio comercial de nuestro país en la Unión Europea gracias al Tratado de Libre Comercio entre México y la UE. En 2019, el intercambio comercial alcanzó un volumen de 22,300 millones de euros: Alemania exportó a México 13,700 millones de euros; y México a Alemania, 8,600 millones de euros. Además, el nuestro es el primer país receptor de las exportaciones alemanas hacia América Latina.

La inversión de una empresa germana en México se refleja en cosas intangibles. Hay un intercambio de knowhow, de tecnología, de inversión, de educación. Hay líderes alemanes que pueden venir y formar alianzas, expuso el cónsul. “Necesitamos unir a las empresas alemanas para aprovechar la masa crítica. Considero que es muy importante y útil trabajar entre todos en un frente común por el bien de la relación bilateral México y Alemania. Hay empresas alemanas buscando invertir en México; con el frente podemos atraer la inversión a Nuevo León”.

Asimismo, destacó el potencial de la región: una mano de obra excelente, el antecedente de ser la cuna de la industria en México, la ubicación cerca de un motor económico como Estados Unidos, la gente, el PIB y la presencia de grandes industrias y empresarios. Sobre la gente resaltó que “en el tema cultural, mexicanos y alemanes se llevan muy bien. Cada quien cojea de lo que el otro tiene. La industria automotriz alemana viene del sur, que son personas normalmente más alivianadas, más tranquilas. México es un país muy coloquial, abierto y fraternal; lo cual favorece la integración”. 

Como parte de las acciones para lograr los objetivos, Fritz Eisele destacó que en febrero comenzaron un comité en conjunto con Invest Monterrey y la iniciativa Nuevo León 4.0. Además, los socios de la Camexa tienen juntas semanales con Roberto Russildi, secretario de Economía y Trabajo del estado. 

La mayoría de las empresas asociadas colabora con el programa de practicantes de entidades como la Confederación Patronal de la República Mexicana y la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León. Además, trabajan con la preparatoria Álvaro Obregón y la Universidad Autónoma de Nuevo León con el sistema de educación dual. “La cámara es la que certifica a los capacitadores de Caintra para el tema de educación dual. Somos como el ajonjolí de todos los moles: no nos ven, pero ahí está algo alemán”, concluyó.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas