Estado de México/Puebla

Industria Automotriz 

Hacia la recuperación de la industria automotriz

Por Israel Molina. Mayo 2021

La industria automotriz es el principal generador de divisas netas para México, debido a su gran y larga cadena de suministros. En 2019, el sector automotriz generó para nuestro país 88,746 millones de dólares.

En diciembre del 2020 se vendieron 105,135 vehículos ligeros nuevos, lo que representó un desplome de 19.4% con respecto a las unidades vendidas en diciembre de 2019. Con esto suman 949,353 vehículos comercializados en el periodo enero-diciembre de 2020, es decir 28% por debajo de lo registrado en un año antes, con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Las ventas en el mercado mexicano durante 2020 se integraron con 38.1% de vehículos producidos en nuestro país y 61.9% de origen extranjero. Por su parte, las exportaciones en diciembre de 2020 fueron de 275,081 vehículos, mostrando un incremento de 16.1% con respecto a los exportados en diciembre de 2019. Con ello, suman dos millones de unidades enviadas al extranjero durante enero-diciembre de 2020, lo que significó un retroceso de 20.9% en comparación con los tres millones de unidades exportadas durante el mismo periodo del año anterior.

La producción total de vehículos ligeros en México, para enero del 2021 fue de 278,711 unidades, camiones ligeros representan el 71.7% del total, mientras que el resto corresponde a la fabricación de automóviles. De estos, se exportaron 223,533 unidades.

Alfonso Villa, director general de ZF planta Toluca, comentó que debido a la complejidad en la industria automotriz por el desabasto de semiconductores, que obligó a diversas plantas a parar operaciones, la industria en México repuntó su producción 12.5% durante marzo del 2021, con el ensamble de 303,545 vehículos ligeros, al compararse con el primer mes afectados afectado por la pandemia de Covid-19, cuando se fabricaron 269,774 unidades. 

“De acuerdo con el registro presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y con información que proviene de 22 firmas afiliadas a la Asociación

Mexicana de la Industria Automotriz, las empresas que presentaban las caídas más fuertes en su producción fueron General Motors con 13.8%, Kia con 14.6% y Honda con 5 por ciento. Por su parte, la exportación de autos cayó 13% en marzo, al vender 256,119 vehículos ligeros. En dicho mes, prácticamente todas las empresas redujeron exportación, a excepción de Nissan que aumentó 34% y Toyota 67%, seguido de Ford con 35% y 9.5% de BMW”.

Ante este panorama, Elisa Crespo, presidenta ejecutiva del Clúster Automotriz del Estado de México (Clautedoméx) hizo un llamado a los empresarios del sector a unir fuerzas y colaborar para que esta actividad retome su crecimiento y desarrollo en la región y el resto del país. Con encadenamiento productivo, sesiones de trabajo y reuniones con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, buscará, junto con sus comités, dar mayor apoyo a las empresas productivas del Estado de México. 

 

PROVEEDURÍA REGIONAL Y OPORTUNIDADES DEL T-MEC

Horacio Saldivar, director general de la consultora AMBE y líder de proveedores en Clautedoméx, comentó que “el desarrollo de proveedores no se puede aislar sólo al Estado de México, es a nivel nacional, las oportunidades que se manifiestan. La firma del Tratado de Libre Comercio trae muchas oportunidades por dos puntos, uno es que las armadoras están siendo forzadas a hacer un cumplimiento de contenido regional y contenido de mano de obra donde la única forma de llevarlo a cabo va a ser comprar más de la región, ya sea en México Estados Unidos y Canadá, entonces todas las armadoras principales de la región que hoy tengan un contenido desbalanceado van a tener que buscar traerlos de Asia o de otras partes del mundo y buscar cómo integrarlos a México, eso como tal trae una oportunidad para los Tier 2”. 

Asimismo, expresó que hay oportunidad de ayudar a estos proveedores y han detectado tres escenarios. “La primera es tener sistemas de calidad automotriz internacional, la segunda es ayudarlos a especializar sus áreas de compra y desarrollo, y la tercera es en la parte de manufactura e industria 4.0. En la parte de manufactura muchas empresas no tienen sistemas automatizados ni saben lo que pasa en la producción en piso, hay compañías que llevan sus registros manuales, la idea es que tengan un conocimiento pleno a través de automatización de cómo poder mejorar su productividad en piso y que eso los ayude a ser más competitivos en el mercado”. 

Aunado a esto, Gunther Barajas, director general de INFOR, agregó que la experiencia que se tiene es que, con la pandemia y paros técnicos, las empresas se han enfocado en invertir en temas de digitalización para ver cómo pueden ser más productivos siendo eficientes, con menor costo y cumpliendo con las exigencias de la seguridad industria.

“Hay muchos retos que se han tenido en la industria automotriz como el paro por la pandemia y los paros técnicos por falta de insumos, sin embargo la demanda se está acumulando, los vehículos que se iban a renovar el año pasado lo harán este. Entonces, el pico de demanda va a empezar a incrementarse y a retomar su nivel, esto impulsará a toda la cadena de proveeduría para poder llegar a los niveles de producción de hace dos años”, explico. 

El otro desafío –dijo– es cómo se cubrirá este 20% de insumos regionales para estar cumpliendo con el Tratado de Libre Comercio que impulsa al 70% de componentes regionales: “También, es una oportunidad para las empresas que ya son proveedoras en cómo con la misma planta producir otros componentes o con una inversión mínima para aumentar la capacidad de producción”.

 

VOZ DE LAS EMPRESAS PRODUCTIVAS ANTE EL COVID-19

Gabriel Moreno, director general de Innovax

“El año pasado no tuvimos un decremento en el trabajo, aunque sí en la producción debido al paro; a nivel ventas este año vamos bastante mejor. Todas las acciones que está emprendiendo el sector privado, así como las cámaras y asociaciones como el Clautedoméx para mejorar la infraestructura en las Pymes, es un gran acierto y creo que ese es el camino para una buena recuperación económica puesto que puede generar muchísimos empleos”. 

La estrategia de Innovax para soportar la pandemia fue la sistematización y automatización de las operaciones acercándose a la industria 4.0, integrando software con máquinas para poder mejorar la productividad y eso les permitirá tener mejores clientes y mayor trabajo. 

 

Carlos Llerena, director general de Nitrex

“Estamos magníficamente bien, no tuvimos que hacer recortes durante la pandemia, encontramos la forma de hacer programas avanzados de capacitación y entrenamiento, y la compañía nos permitió mantener la plantilla original sin tener una reducción aun cuando sí tuvimos unos meses de abril y mayo pésimos debido a la pandemia. Nosotros trabajamos para ciertas compañías que proveen piezas para vehículos de emergencia entonces seguimos operando con una plantilla reducida. Este año se ve muy alentador, tenemos crecimiento de doble dígito, estamos en fase final de la aprobación de una nueva planta al norte del país pues acabamos de obtener la certificación para convertirnos en una compañía aeroespacial. La industria automotriz por sí sola se va a levantar, si bien muchas compañías han sufrido y otras han desaparecido, por desgracia, pero las que siguen se han solidificado en conocimiento y endurecido la técnica y el proceso. Nos encontramos en un mercado donde hay menos jugadores, pero los jugadores son más especializados y tienen más conocimientos de cómo llevar a cabo el negocio”.

 

Ramiro Escobedo, director general de JSP 

“Estamos muy optimistas en JSP, como nosotros le surtimos a todas las armadoras y a Tier 2, tenemos mucha sensibilidad. Si hay un paro técnico en una, las otras están corriendo bien, entonces afortunadamente nos ha ido bien; sí creemos que de enero, febrero y marzo todo ha ido para arriba, vemos mucho movimiento entonces pensamos que van a venir nuevas cosas. Nosotros como fabricantes de empaques para partes automotrices que se mueven y se apilan y además protegen a los faros, parabrisas, etcétera, no hemos parado. No vienen nuevas armadoras al país, pero sí vemos que se están abriendo más turnos que en Estados Unidos y de igual forma se están vendiendo más coches en ese país, lo que favorece a México pues aquí se producen”. 

 

JSP no bajó su plantilla laboral, tendrá un crecimiento pequeño pero el panorama pinta muy optimista para la empresa sobre cómo viene la reactivación económica. “Mientras se venden coches en Estados Unidos, México seguirá estable. Hay el rumor en Estados Unidos de que viene un boom en la recuperación económica de la población, esto generará una derrama y un círculo virtuoso que creemos que generará un momento muy positivo para el sector automotriz en México y nos va a jalar durísimo”, finalizó Escobedo.  


Te puede interesar

Ediciones Impresas