Advertising

Industria 4.0

Aeroespacial  Tecnología  Soluciones de Movilidad 

Goodyear y Lockheed Martin se unen para comercializar la movilidad lunar

Por Elenne Castro. 2 de agosto 2022

Advertising


Goodyear Tire & Rubber Company es reconocida por llegar a suministrar productos esenciales para el programa Apolo de la NASA, incluida la misión Apolo 11 que alunizó hace 53 años. 

La compañía continuará con esa tradición, centrándose en los neumáticos para vehículos lunares, uniéndose a Lockheed Martin en el desarrollo de un vehículo de movilidad lunar.

Desde el Apolo, Goodyear continuó innovando junto con la NASA para avanzar en los diseños de un neumático para vehículos lunares. El equipo de empresas tiene la intención de ser el primero en establecer operaciones de vehículos comerciales de uso extendido en la Luna. 

Goodyear aporta su vasta experiencia en un componente de misión crítica para atravesar la superficie lunar, los neumáticos.

Kirk Shireman, vicepresidente de Campañas de Exploración Lunar en Lockheed Martin, comentó que con el programa Artemis de la NASA para vivir y trabajar en la Luna tiene una clara necesidad de transporte en la superficie lunar que pretenden satisfacer con vehículos conducidos por astronautas u operados de forma autónoma sin tripulación.

“Estamos desarrollando esta nueva generación de vehículos de movilidad lunar para que esté disponible para la NASA y para empresas comerciales e incluso otras agencias espaciales para apoyar la ciencia y la exploración humana. Este enfoque ejemplifica el deseo de la NASA de que la industria tome la iniciativa con esfuerzos comerciales que permitan a la agencia ser uno de muchos clientes”.

Goodyear se basa en su avanzada tecnología de neumáticos sin aire utilizada en la Tierra con micromovilidad, transbordadores autónomos y vehículos de pasajeros, para avanzar en la movilidad lunar y resistir las desafiantes condiciones en la Luna. Las empresas ya están aplicando la experiencia existente al proyecto, incluidos los conceptos de prueba en bancos de prueba de suelo lunar.

Los rovers lunares Apolo se construyeron a propósito para usarlos durante unos pocos días en excursiones dentro de las cinco millas de sus lugares de aterrizaje. Las misiones futuras deberán atravesar terrenos accidentados en distancias mucho más largas mientras operan en temperaturas más extremas. Será necesario desarrollar nuevas capacidades de neumáticos para obtener años de durabilidad e incluso sobrevivir a la noche con temperaturas inferiores a -250 grados Fahrenheit y temperaturas diurnas de más de 250 grados Fahrenheit.

Lockheed Martin lidera este equipo en crecimiento al aprovechar su historia de más de 50 años de trabajo con la NASA en naves espaciales humanas y robóticas del espacio profundo, como la nave espacial de clase de exploración Orion de la NASA para Artemis y numerosas naves espaciales planetarias de Marte. La compañía también administrará el desarrollo de las operaciones comerciales comerciales del programa y el compromiso con la NASA y las agencias espaciales globales. Lockheed Martin también ha ayudado a la NASA a explorar todos los  planetas de nuestro sistema solar y continúa desarrollando nuevas tecnologías para futuras misiones espaciales. 

Otro compañero de equipo, MDA de Canadá, anunció recientemente que su tecnología de brazo robótico comercial se utilizará en los vehículos de movilidad lunar con clasificación humana. El brazo proporcionará valiosas contribuciones como apoyo para los astronautas y permitirá una mayor funcionalidad del rover en misiones totalmente autónomas.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas