Advertising

Coahuila

Automotriz  Industria 

Freightliner avanza hacia la digitalización

Por Luis Mendez. Septiembre 2020

La armadora lideró, durante el primer semestre del año, la producción y venta de vehículos pesados

Coahuila se caracteriza por su competitividad en el sector automotriz, una parte esencial para la economía local. En este rubro se concentra el 64% de la manufactura que hay en la región, sin embargo, la producción de automóviles no es la única que existe en el estado, también destaca la fabricación de vehículos pesados. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el primer semestre este año, en México se fabricaron 57,902 vehículos pesados; de ellos, se enviaron al extranjero 48,986 vehículos, de los cuales, el 97.3% se mandó a Estados Unidos. El 2.7% restante, se envió a Colombia (1.6%), Perú (0.4%) y otros países (0.7 por ciento).

Cabe destacar que de enero a junio de este año, Freightliner –el fabricante de camiones y tractocamiones más grande de Norteamérica– produjo 29,088 unidades en México.

Freightliner, que forma parte del grupo Daimler, está ubicada en Derramadero y este 2020 ha revolucionado su forma de trabajar a raíz de la contingencia del Covid-19.

La empresa reafirmó el compromiso con sus clientes y compartió una serie de estrategias en busca de una recuperación para el segundo semestre del año. 

De acuerdo con Flavio Rivera, presidente y director de Daimler Vehículos Comerciales en México, después de la contingencia, la recuperación será paulatina, dependiendo de los sectores que se vayan reactivando y que estén relacionados a los autotransportes de carga.

Agregó que durante el paro de producción se prepararon para regresar con todos los lineamientos de sanidad y así tener un regreso gradual para mantener su presencia en el mercado mexicano, donde se colocaron como líderes de producción y venta de unidades.

Durante el primer semestre del 2020, Freightliner ganó 30% del mercado, con 3,400 unidades vendidas. Uno de los propósitos para los próximos 6 meses es continuar en esa posición de privilegio.

Para lograr estas metas, se cuenta con una mano de obra calificada, un equipo muy capaz, preparado y con gran disposición, de tal forma que se han mantenido activos y actualizados en diferentes temas.

Actualmente, las plantas de Derramadero y Santiago Tianguistenco (Estado de México), están operando en un 75 y 80% de su capacidad respectivamente, pero esto podría ir aumentando en los próximos meses, dependiendo del comportamiento de los mercados y su reactivación.

Para Rivera, la adaptación a la nueva normalidad es el desafío más importante al que se han enfrentado las empresas del ramo automotriz, pues detener las operaciones provocó incertidumbre en el ambiente laboral. Trabajar de manera limitada, buscar la forma de solventar los gastos sin tener producción y velar por la salud de empleados, fueron los principales retos para la compañía.

A su vez, el directivo compartió las 3 claves con las que Freightliner intenta salir avante para apoyar a sus clientes a superar esta situación, la digitalización, electrificación y conectividad.

“Hoy en día, podemos ver la posibilidad de adaptarnos a nuevos modelos de negocios, como la implementación de estrategias a través de plataformas digitales. Tenemos que ser muy estratégicos para aprovechar esas oportunidades y unirnos más con nuestros clientes y/o proveedores. Intentamos perfeccionar el esquema de transportación a largas distancias en Freightliner”, afirmó el presidente.

Freightliner ha buscado adaptarse a los cambios que se presentan en la transportación, México atraviesa por una importante evolución sobre la importación de productos asiáticos, que demandan una nueva forma de trabajo y ha traído beneficios para el traslado de productos. Esto ocurrió debido al incremento que tuvo el comercio digital en un 350%, por lo que han perfeccionado sus viajes a larga distancia.

 

ESTÁN LISTOS PARA AFRONTAR LOS RETOS

Como muchos saben, la industria automotriz ha bajado su intensidad en cuanto a comercialización, pero de una crisis nace una oportunidad y se ha visto con la industria farmacéutica, quien tuvo un incremento de actividades desde el mes de abril, al ser una actividad esencial por los insumos que se transportan.

Daimler ha sido muy estratégico en sus objetivos, mantener la competitividad en estos tiempos es algo que han priorizado, por lo que es importante resaltar las inversiones que continúan haciendo en busca de lograr la digitalización y electrificación, estos resultados se podrían dar en 2025 y no a finales de la década como se tenía pensado hace algunos meses. 

Un proyecto que están llevando a cabo es la creación de una compañía para producir celdas de combustible a través del hidrógeno y así proveer la movilidad.

La llegada de la industria 4.0 es algo que motiva a la empresa, quien siempre se ha caracterizado por estar innovando en busca de acercarse a sus clientes. 

Un nuevo modelo que se ha derivado de esta cuarta revolución industrial, es el Enlace Freightliner 2.0, que está enfocado en la mitigación de robo para poder ofrecer la seguridad al cliente en el traslado y tener un buen control de flotas a través de diversas aplicaciones. Estas soluciones le permiten al cliente mayor rentabilidad en su negocio.

Flavio Rivera vislumbró un panorama optimista para la empresa en la segunda mitad del año, pese a la crisis que se vivió, planean vender 18,700 unidades de carga pesada al menudeo.

Asimismo, buscan ofrecerle a los clientes y distribuidores una capacitación de forma presencial o virtual, donde puedan adoptar el conocimiento de operar las unidades en la parte técnica y mecánica. Además de contar con el sistema Fly Doctors, que está preparado para volar en cualquier momento y ante cualquier situación para ayudar a cualquier usuario con un diagnóstico y/o reparación. Este es un valor agregados que le ofrecen a su público y ha sido de gran ayuda para la marca.

El presidente y director dijo que tomarían en cuenta darle difusión a la comercialización de vehículos seminuevos, pues comprenden que algunas empresas podrían tener dificultades para adquirir nuevas unidades, con lo que se apoyaría a las Pymes que buscan crecer.

 

T-MEC SERÁ DE GRAN AYUDA 

Con la entrada en vigor del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se avecina una gran oportunidad de crecimiento para la proveeduría local, lo que traería un crecimiento económico en el país.

Respecto a las empresas que sirven como suministro, Daimler no ha encontrado problema, pues consideran que es un tema que tiene una base muy sólida y la producción de vehículos no se ve afectada. Además, se tiene constante contacto con la Industria Nacional de Autopartes (INA) para cumplir con todas las normas y el abastecimiento de piezas.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas