Advertising

Guanajuato

Innovación 

El uso de la biología en la manufactura avanzada

Por Lizete Hernández. Octubre 2020

Polybion es una empresa guanajuatense, especializada en el desarrollo, escalamiento y comercializaciónde bio-materiales o de materiales resultantes de procesos de bio-fabricación, desarrollando así dos tecnologías. 

La manufactura 5.0 transformará a todas las industrias productivas de la economía global y reinventará la manera de fabricar productos.

Alexis Gómez-Ortigoza, co fundador de Polybion, mencionó que la biofabricación vendrá acompañada de una revolución biotecnológica que promete transformar la forma en que se producen la gran mayoría de los bienes de consumo, es decir, los materiales, medicamentos, alimentos.

“Una revolución de esta naturaleza nos va a permitir desarrollar y producir la siguiente generación de bienes de consumo. La gran diferencia de esta revolución industrial es que proviene de la vida y de la naturaleza”, explicó.

La biología una tecnología de manufactura más avanzada, la biofabricación nace a partir de la intersección entre la biología y la tecnología, gracias a todas las herramientas que tiene cada una es que hoy existen grupos de trabajo como Polybion que desarrollan procesos a nivel industrial, empujando la tecnología hacia el siguiente nivel.

 

EL BIOMATERIAL QUE SUSTITUIRÁ AL UNICEL

La primera tecnología que desarrolla Polybion se denomina Fungicel, que es un polímero hecho a base de compuestos de desecho que son transformados por hongos y desperdicios agrícolas, un material orgánico que podrá sustituir al unicel, espumas sintéticas o plásticos, los cuales son utilizados para empaque y embalaje, principalmente en el sector automotriz y manufactura.

“La biomasa generada sirve de alimentos para los hongos y éstos, a través del micelio, se generan los biopolímeros, moldeamos este crecimiento de hongo con base a la pieza que queremos hacer”, explicó.

El Fungicel tiene las mismas características que el unicel o el hielo seco, con la ventaja de ser retardante de flama y compostable, es decir, al término de su vida útil se puede reintegrar a la naturaleza al convertirse en fertilizante.

Actualmente está siendo utilizado como un sustituto de empaque y embalaje para productos de gama alta, por lo que, al paso del tiempo y escalando este tipo de procesos, podrá competir al mismo nivel que el unicel.

“Además del empaque, se está utilizando para manufacturar piezas de diseño como las capuchas para lámparas y paneles para interiorismo, dejando un acabado muy novedoso”, añadió.

Cabe mencionar que Polybion más que crear un producto se dedica a crear una patente costeable y ecológica de lo que aseguran es el futuro del embalaje, de esta forma, aunque empresas más grandes produzcan a mayor escala el proceso para el fungicel biodegradable, Polybion seguirá siendo rentable por su patente.

 

CELIUM, EL CUERO VEGANO

El segundo material que han desarrollado se denomina Celium, un biotextil a base de cuero creado en laboratorio, sin plásticos y sin animales, la característica es que, a través de organismos se ha logrado revalorizar una industria importante en el estado como es la agroindustria, a través de un proceso metabólico de organismos fríos se convierte esta masa en un biotextil que puede sustituir al cuero o al plastipiel.

La producción de cuero vegano es una alternativa para la industria peletera mundial, ya que es posible la realización de diversos productos con materiales que se parecen a la materia prima original, pero que tienen un impacto menor en el ambiente.

Este biomaterial es creado a partir de desechos agroindustriales provenientes de empacadoras, y aprovechando el trabajo de transformación de residuos que realizan las bacterias en restos de mango y fresa.

“Los desechos se recolectan y se transforman en alimento para bacterias mediante un proceso biotecnológico, en un tiempo aproximado de 15 días generan una membrana, que es una matriz de celulosa bacteriana. Posteriormente, se procesa para obtener un textil que se asemeja al cuero”, explicó Alexis Gómez-Ortigoza.

 

PREMIOS NACIONALES E INTERNACIONALES

Polybion es la primera y única empresa en desarrollar a nivel piloto y semi industrial este tipo de procesos, lo cual, es ha hecho acreedores a premios nacionales e internacionales como el Premio al Impacto Ambiental, Cleantech Challenge México en 2016, premio Dow a la Sustentabilidad en la Cadena de Valor en 2017, INCmty en 2018, MIT Tecnology Review por una de las 35 tecnologías más innovadoras de Latinoamérica y  recientemente el Mass Challenge México en 2018.

“Nuestra tecnología comienza a ser reconocida a nivel mundial, actualmente colaboramos con empresas transnacionales para desarrollar las primeras aplicaciones comerciales con el biotextil, lo cual ayuda a conceptualizar el tipo de empresas que están apostando por estos nuevos materiales”, manifestó.

Dijo que el 90% de la fuerza de trabajo está compuesta por jóvenes guanajuatenses entre 24 y 25 años, egresadas de universidades estatales, lo cual, es un ejemplo de innovación desde lo local con clase mundial.

 

BIOFABRICACIÓN Y APLICACIONES EN LA INDUSTRIA

Mediante la identificación de procesos metabólicos de organismos vivos, estudiarlos, aprender a manipularlos en ambientes simultáneos controlados, para después ser utilizados como plataformas de producción, está permitiendo por primera vez tener la capacidad de asociarse con la naturaleza y la biología para producir nuevas tecnologías de manufactura y, como resultado, nuevos materiales.

Dijo confiar en que Guanajuato podría desempeñar un papel importante en esta nueva ola de bio-innovación y bio-economía, pues cuenta con características esenciales arraigar una industria de esta naturaleza e intentar que la derrama económica que se generará en los siguientes 15 años, se quede en el estado.

 

 

MÁS INFO

Fundación: 2015

Ubicación: Irapuato, Gto

Productos: Fungicel y Celium


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas