Advertising

Inversiones, Economía & Infraestructura

Capital Humano  Desarrollo Económico  Economía 

De 14% brecha de ingresos en México: Imco

Por Dinorah Becerril. 16 de noviembre 2022

En el 2022, la brecha de ingresos que existe entre hombre y mujeres en el país es de -14%, es decir, por cada 100 pesos que recibe un hombre en promedio por su trabajo al mes, una mujer recibe 86 pesos, informó el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

México se ubicó por debajo de países como Reino Unido, que posee la mayor brecha de 32.7%, Japón (25.7%), Chile (23.6%), Estados Unidos (23.5%), por mencionar algunos.

De acuerdo con el estudio “Brecha salarial de género” Un comparativo sectorial e internacional, a través del cual el Imco midió con el apoyo de Bayer, INTERprotección, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), la magnitud de la brecha entre los diferentes sectores en México y otros países, la cifra de 14% tiene como trasfondo que muy pocas mujeres en edad productiva entran a la economía remunerada.

“La mayoría de ellas (70%) gana menos de dos salarios mínimos, y pocas crecen durante su trayectoria profesional hasta llegar a puestos de toma de decisión que están mejor pagados”, refiere.

Este se trata de un problema estructural que responde a la serie de barreras que enfrentan las mujeres, tales como una mayor carga de trabajo no remunerado, el prevalecimiento de los estereotipos de género que causan una mayor concentración de fuerza laboral femenina o masculina en determinados sectores y ocupaciones. Este último, también conocido como segregación ocupacional, reduce los ingresos promedio de las mujeres en comparación con los hombres.

Por ejemplo, donde los hombres ganan más que las mujeres son información en medios masivos (-33%); otros servicios no gubernamentales (-27%); y comercio al por menor (-26%). En contraste, hay algunos sectores en los que las mujeres ganan en promedio más que los hombres, como  servicios inmobiliarios (43%), construcción (33%) y minería (25%).

En algunos casos, a nivel sectorial, existen brechas de ingresos que también son resultado de la alta especialización de las pocas mujeres que participan en él. 

Tal es el caso del sector de manufacturas donde las mujeres ganan 24% menos en promedio que los hombres; sin embargo, al realizar la medición entre los y las graduadas en esta licenciatura la brecha se profundiza a 32% en favor de los hombres. 

“Cuando la comparación entre personas con el mismo nivel de preparación académica las brechas se agudizan”, reconoce.

Ante ello, el Imco concluyó que una menor brecha de ingresos no refleja mayor equidad en el mercado laboral. Por lo que emitió tres recomendaciones para acortar la brecha: romper con la segregación ocupacional de género, realizar un autodiagnóstico de la brecha de ingresos entre hombres y mujeres dentro de los centros de trabajo; y avanzar hacia la transparencia de ingresos.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas