Advertising

Automotriz

Automatización  Automotriz 

Brose busca ampliar su inversión en Querétaro   

Por Víctor Vázquez. Marzo 2022

Advertising


En 1993, Querétaro se convirtió en la primera ciudad no europea en albergar una planta de manufactura de Brose. Casi tres décadas después, la compañía alemana tiene ahora presencia en México con cuatro centros de producción, tres de ellos en Querétaro y uno más en Puebla.

El crecimiento de sus operaciones es tal, que tan solo sus locaciones queretanas (Benito Juárez, El Marqués y Aeropuerto) emplean a más de 4,500 empleados, cifra que ha posicionado a la empresa como el quinto empleador más importante en el estado, destacó Manuel Guevara Salinas, director general de Brose El Marqués

Querétaro y México han sido un referente interesante e importante para la compañía. Querétaro, por la infraestructura industrial que tiene, por la localización geográfica, es muy importante, estamos en el cruce para los movimientos de todo lo que viene de Europa y Asia, que entran por Manzanillo y Veracruz. También es un lugar estratégico por [la conectividad que hay con] las fronteras con EE.UU. vía terrestre. Estratégicamente estamos en un lugar privilegiado”, destacó el entrevistado. 

 

PRODUCCIÓN

La importancia de las plantas queretanas se refleja además en las capacidades de producción que han sumado en este tiempo. En 1993, la locación del Parque Industrial Benito Juárez arrancó con la fabricación de alza cristales, componentes que a la fecha produce y a los que se han sumado la producción de otros módulos de puerta para diversos vehículos. 

Para 2014, con la apertura de su segunda planta en el municipio de El Marqués, las capacidades de producción se multiplicaron notablemente. 

“Nosotros producimos motores eléctricos para diferentes aplicaciones, como el sistema de ABS, el sistema de enfriamiento de motor, el sistema de aire acondicionado, los motores de los alza cristales, el sistema de bomba de aceite que tenemos para motor, tenemos el sistema de dirección, diferentes tipos de motores eléctricos”, detalló el director de dicha planta.

Por otro lado, Brose Aeropuerto, inaugurada en 2018 en el Parque Industrial AeroTech, se dedica a la fabricación de estructuras para asientos de automóviles.

A la par del aumento de estas capacidades, ha crecido el número de empresas socias que atienden desde México

Brose comenzó operaciones en el país para surtir a la planta poblana de Volkswagen y para exportar productos a Spartanburg, Carolina del Sur, EE.UU., hogar de un centro de producción de BMW.

Hoy, tan solo Brose El Marqués cuenta con 76 clientes diferentes, entre ellos armadoras de vehículos y empresas Tier 1, 2 y 3 de la cadena de valor de la industria automotriz.

“Existe una estadística que siempre la comparto, de todos los automóviles que se producen al nivel mundial, en el 85% de ellos hay algún producto de Brose”, agregó orgulloso el directivo. Además, el 60% de las piezas y componentes que se producen desde la locación que él encabeza, se exportan a países como Brasil, China, República Checa, Alemania, Canadá y EE.UU. El resto se queda en México. 

 

CAPITAL HUMANO

El crecimiento de Brose en el país no sería posible sin las capacidades que el talento mexicano ha demostrado tener, señaló Guevara Salinas. El capital humano en México es tan competitivo, que incluso lo exportan a otras plantas del grupo alrededor del mundo. 

“El nivel de ingenieros que tenemos en México, específicamente en el estado de Querétaro, es de alto nivel. Nosotros hemos exportado bastantes personas a plantas en Europa, en China, EE.UU. e incluso Alemania. El año pasado, solamente, exportamos a 37 personas, entre plantas mexicanas, plantas en EE.UU. y plantas europeas”, compartió el entrevistado.

Desde la apertura de Brose El Marqués, en 2014, cerca de 150 ingenieros formados en esta locación se han enviado a otros complejos de la compañía alemana “y los seguimos exportando”, remarcó Manuel. 

La exitosa formación de personal especializado es fruto, en gran medida, del programa dual que Brose ha adoptado en México. Se trata del modelo educativo que tiene su origen en Alemania y que está diseñado para que estudiantes pasen por un proceso de educación que combina los estudios con una base teórica (en el aula) y una fase práctica (dentro de empresas).

“En 1993, cuando por primera vez llega Brose a Querétaro, te puedo decir que había cinco universidades en el estado, ahora tenemos cerca de 76. Creamos sinergias con las más importantes, como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Autónoma de Querétaro, la Universidad Politécnica de Querétaro (UPQ), la Universidad Tecnológica de Querétaro… tenemos ahí lazos. […] Hicimos una adopción de este sistema dual, no esperar a que los estudiantes terminen sus carreras, sino ir por ellos, educarlos, enseñarlos desde que están en la fase educativa. Eso nos ha dado muy buenos resultados”, sostuvo.

Como parte de esta sinergia con las instituciones académicas, la compañía alemana creó el Centro de Innovación y Desarrollo Automotriz, dentro de la UPQ, para la que han donado equipo y tecnología que les permite a los estudiantes aplicar sus conocimientos en campo.  

 

INVERSIONES Y TECNOLOGÍA

Así, las capacidades que han sumado en infraestructura, aunadas a las intelectuales, técnicas y creativas que tienen sus asociados, han permitido a Brose dar el siguiente paso: fortalecer la investigación, desarrollo y diseño de productos en Querétaro. 

“Antes éramos un país manufacturero; sin embargo, ya trajimos diseño aquí. En esta planta [El Marqués] hay diseño, tanto de maquinaria como de producto. Entonces, operaciones que se hacían en EE.UU. y Alemania ya se están viniendo a México. Hoy tenemos aproximadamente a 45 personas, ya definitivas, sentadas aquí en la planta en Querétaro, haciendo desarrollo y diseño para maquinaria y producto”, destacó el entrevistado.

Esta área, anticipó Guevara Salinas, se fortalecerá en el corto plazo, como parte de los planes de inversión que tiene el corporativo a nivel global y que considera a México entre los países beneficiados.  

“La estrategia es empezar a traer a México y a otros países, por ejemplo, de Europa del Este, que son países de bajo costo, no solamente la producción, sino también el diseño y desarrollo que se hacían en países como Alemania y EE.UU., que son de alto costo. Se quieren distribuir y redistribuir [estas capacidades]. Si aquí ya hay una operación bastante amplia, pues también es viable traer operación de diseño y desarrollo a países como el nuestro”. 

Además, a diferencia de otro país de la región, como EE.UU., donde comienza a haber déficit de ingenieros, México tiene un mayor potencial para desarrollar estos especialistas, pues se advierte un interés creciente de los jóvenes por este tipo de carreras, según advirtió el director de Brose El Marqués

Aunado a este escenario, la planta que dirige tiene experiencia probada en la manufactura -y ahora desarrollo- de productos para el mercado de vehículos eléctricos, híbridos y autónomos, áreas a las que apunta el mercado global de movilidad.

“Gran parte [de nuestra producción] está enfocada en las nuevas tecnologías y los desarrollos están ya muy enfocados en esta nueva sinergia de lo que es la electrificación de los vehículos, siendo ya Tesla uno de nuestros clientes principales. […] Nuestra ventaja es que nuestra área es 100% electromecánica, Brose va a continuar con esos desarrollos”.

De igual forma, con la creación de Sitech, la nueva empresa surgida de un joint venture entre Brose y Volkswagen, se abren posibilidades para el desarrollo de tecnología y producción de componentes para asientos, asientos completos de vehículos y componentes interiores conectados. 

“Esta compañía solamente tiene inversión en Asia y en Europa, no tiene nada en América. Entonces, con esta nueva creación, los ojos se vuelven para hacer esa inversión en América. Afortunadamente, México está con una posición clave para atraer esta nueva inversión. Seguimos creciendo y seguimos teniendo los ojos de Brose para hacer inversión”, destacó. 

 

RESULTADOS

El potencial de México también descansa en los resultados económicos que han obtenido recientemente. Y es que, a pesar de la crisis por la que atraviesa la industria automotriz, derivada de la pandemia y los efectos colaterales en la escasez de insumos y la saturación en las aduanas, la planta queretana ha dado buenos resultados económicos y ha logrado obtener nuevos paquetes de trabajo en los dos últimos años. 

“Tuvimos crecimiento y seguimos creciendo. Tuvimos nuevos proyectos, solamente en 2021, a pesar de la crisis que generó esta pandemia, tuvimos el arranque de tres líneas bastante grandes, uno de ellos, Tesla, otro para Ford, hicimos arranques para Volkswagen y BMW, también.”, subrayó el ingeniero.

Un escenario similar prevén para 2022, año en el que arrancarán tres nuevas líneas. Todo lo anterior ha permitido a Brose destacar en la región y mantiene a los directivos expectantes de las decisiones de inversión que el corporativo mundial se ha comprometido a concretar en Querétaro.

“No todo el mundo tiene la oportunidad de crecer en estas condiciones; sin embargo, ese no es nuestro caso”, expresó Manuel Guevara

Brose refrendó además su liderazgo en la entidad, al hacerse acreedor al Premio al Mérito Empresarial 2021 en la categoría Sustentabilidad y Responsabilidad Ambiental, que entrega el gobierno del estado de Querétaro. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas