Advertising

Estado de México/Puebla

Manufactura 

Avanza la implementación de industria 4.0 en México

Por Israel Molina. Febrero 2021

Aunque no es nueva la aplicación de la industria 4.0 en los procesos de las empresas, la pandemia del Covid-19 evidenció que la automatización efectiva y la integración de tecnología fue trascendental para evitar afectaciones en sus líneas de producción.

De acuerdo con Arturo Escoto Méndez, coordinador de Ingeniería en Mecatrónica de la Escuela de Ingeniería en CETYS, algunas industrias tuvieron que reducir sus operaciones y sus cadenas de valor; uno de los más afectados por esta carencia fue la agroindustria. En contraparte, industrias como el sector médico, la cual ha avanzado notoriamente con la automatización, tuvo menos problemática durante el confinamiento.

“Definitivamente todos deben reforzarse en la implementación de tecnología en sus procesos. Vemos, por ejemplo, la industria médica, que tiene muy integrada la automatización y no ha perdido continuidad. La industria 4.0 llegó para quedarse como un nuevo estándar de trabajo a nivel global y es algo que los gobiernos, escuelas y sector privado deben estar trabajando”, destacó el experto del CETYS.

México, aunque lentamente, se encamina a ser líder de la industria 4.0 en América Latina. El 50% de las compañías esperan que la automatización reduzca la mano de obra para 2022, según un estudio de WEF sobre el futuro de los trabajos; además, el 4% de los trabajos de oficina desaparecerán, pero nuevos puestos se crearán en el mundo con un enfoque basado en intuición, empatía y flexibilidad, según un informe de Forrester; y se espera que, para este año, la industria de la automatización se consolide con proveedores establecidos en automatización de procesos.

Por ello, con el fin de impulsar las tecnologías que están teniendo mayor impacto dentro del universo de la industria 4.0, la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (Fumec) inauguró el Centro de Productividad e Innovación para la Industria 4.0 (Ceprodi 4.0) en el Estado de México. 

Este centro tiene como objetivo impulsar programas para que las empresas, profesionales y estudiantes sepan cómo aprovechar las tecnologías de industria 4.0, que las conozcan, aprendan cómo y en qué casos les son útiles. Facilitan a las pequeñas, medianas y grandes empresas mecanismos de inclusión a la industria 4.0 para ampliarles oportunidades de crecimiento y diversificación de mercados. 

Tales mecanismos y servicios que están ahora disponibles para las empresas mexiquenses son: Digitalización 3D, manufactura aditiva, diseño CAD, prototipado rápido y simulado de procesos por moldeo de inyección, por mencionar algunos. 

Carlos Meneses, coordinador automotriz en Fumec comentó que empresas del sector automotriz y aeroespacial tienen una serie de presiones que están obligando las tendencias del mercado global, que exige a los proveedores más requerimientos, acortar tiempos, ser eficientes y de mayor calidad, así como flexibilizar la producción, eficiencia energética, confiablidad, etcétera. 

“Estos retos siempre se han tenido en el mercado global para empresas mexicanas; cada vez es más difícil mantenerse sin contar con herramientas digitales que los ayuden. Vemos que algunas tecnologías apoyan más los trabajos de las empresas como reducción de tiempo, pruebas de procesos, simulación de producto, competitividad. ¿Si los beneficios son tan claros, por qué no se han adoptado masivamente en las empresas? Pensamos que lo que está pasando, y lo hemos confirmado, es que a la empresa le falta conocimiento y capacidades técnicas en manufactura e industria 4.0. Por ello el Ceprodi es una gran oportunidad ahora que estamos en el Estado de México”, refirió.

Asimismo, el gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) en coordinación con el Instituto Mexiquense del Emprendedor, llevaron a cabo el curso “Emprendiendo con el internet de las cosas”. Lo anterior es una innovación tecnológica que describe un escenario en el que diversos temas están relacionados y se comunican conectando a internet los ítems que usamos diariamente, aproximando cada vez más el mundo físico con el mundo digital. Dicho curso capacitó a más de 25 ingenieras, ingenieros, emprendedoras y emprendedores desarrolladores de software mexiquenses, quienes demostraron tener habilidades para entender y generar plataformas de IoT (de la expresión en inglés Internet of Things) aplicables en la industria. 

“Emprendiendo con el internet de las cosas” impulsó el trabajo a nivel industrial, enseñando a que muchos ingenieros laboren desde casa brindando soluciones virtualmente, fomentó la innovación tecnológica en los jóvenes emprendedores, generó ideas de los dispositivos que pueden ser integrados o desarrollados sobre plataformas de IoT y, sobre todo, integró a los participantes al curso en la red de expertos loT del Ceprodi 4.0 Edoméx.

 

INDUSTRIA 4.0 EN PUEBLA 

La industria 4.0 representa un reto en el estado y se requerirá de 10 años para consolidarla, pero dependerá de que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) se convenzan de adoptar la tecnología para ser más competitivas, opinó Manuel Alberto Pérez Coutiño, consejero del Clúster de Tecnologías de Información y Comunicaciones de Puebla. 

Comentó que la mayoría de las empresas han dado pasos importantes y actualmente están en la industria 3.0, pero tienen la oportunidad de hacer este gran salto a corto y mediano plazo, todo depende de cada una, ya que en este momento de crisis por la pandemia de Covid-19, tendrán que hacerlo, porque el modo de hacer negocios cambió y eso implicó un mayor uso de herramientas tecnológicas.

Coutiño explicó que sólo 5% de las empresas ha migrado, mientras que el resto no lo hace por desconocimiento o porque considera que representará altos costos. Indicó que las Pymes tienen la creencia de que si migran implicará pérdidas, a pesar de que se trata de un proceso paulatino que comprende introducir nuevos equipos y software, el cual gira entorno a las necesidades de cada cliente.

 

SECTORES POTENCIALES

Bajo este contexto, Coutiño consideró que autoparteras, empresas de agroalimentos, textileras, fábricas de plásticos, así como negocios de turismo y salud, son susceptibles a realizar esta transformación, misma que les abrirá más puertas hacia otros mercados.

Destacó que Puebla quiere ser promotor de esta versión industrial, no sólo entre los empresarios locales, sino que abarque estados circunvecinos, como Monterrey que tiene un clúster y lleva la batuta en el norte del país.

Además, indicó que las plantas Volkswagen de México y Audi están aplicándola, mientras que 60% de empresas se encuentra en la industria 3.0, que se refiere a la conjunción de tecnologías de las comunicaciones, desarrollo y uso de internet, así como de las energías renovables.

 

LA INDUSTRIA 4.0 EN LAS PYMES

Un informe elaborado por Eaton pone de manifiesto que, en el contexto industrial, las que más arriesgan con esta transición son las Pymes, que deben definir sus planes de adopción de estas nuevas tecnologías de la mejor forma posible para asegurar un retorno de la inversión satisfactorio a corto plazo. Conceptos como IoT, conectividad, digitalización, automatización o big data, entre muchos otros, comienzan a escucharse constantemente en el seno de las empresas que han detectado la necesidad de hacerse eco del cambio de paradigma que supone la industria 4.0.

Las Pymes están experimentando cómo sus clientes demandan información cada vez más detallada acerca de todos los parámetros de la máquina, así como una mejor gestión de las diferentes partes del proceso, con el objetivo último de alcanzar una mayor productividad y una mayor eficiencia. A nivel general y según el informe Industria 4.0 de PwC, las compañías industriales digitalmente avanzadas van a experimentar un incremento de su facturación del 2.9% de media anual en los próximos cinco años.

Christian Orellana, director comercial para América Latina de ECI JobBOSS, comentó que al día de hoy existen más de cinco millones de empresas dadas de alta, de las cuales 95% son consideradas Pymes y de ese 95%, el 30% está dedicado al sector manufacturero, por lo que considera que las micro empresas de México aún se encuentra en la industria 3.0 y las medianas se dirigen hacia la 4.0.

“Si una empresa ya está en la industria 3.0 debe de ver cómo acercarse a la 4.0 a partir de los siguientes rubros: Estrategia y organización serán la clave para generar un plan para la ejecución. Gente y habilidades para saber si la empresa tiene al personal adecuado para trabajar en la industria 4.0, y tecnología para saber qué tan madura es la empresa para potencializar los avances y si esta es capaz de hacerlo o necesita ayuda externa”, finalizó. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas