Estado de México/Puebla

Automotriz 

México avanza hacia la automatización del sector manufacturero

Por . Agosto 2019

México es el país latinoamericano que más robots industriales importa. En 2017, las importaciones alcanzaron un valor de 209 millones de dólares. Según cifras de la Organización Mundial de Comercio (OMC), México se ubicó como el cuarto importador mundial de robots industriales, detrás de China, Alemania y los Estados Unidos. Estas cifras reflejan el creciente nivel de automatización que se tiene en el país, a través de la robotización, que va muy de la mano con la digitalización del sector manufacturero.


Una encuesta realizada por Deloitte en Centros de Excelencia (CoE's) de Automatización Robótica de Procesos (RPA, por sus siglas en inglés), durante 2017, muestra que 53% de las empresas participantes han iniciado ya su incursión en el mundo de la robótica y que 73% de ellas planean aumentar su inversión en materia en los próximos tres años. Sin embargo, al analizar los resultados, solo 3% de las compañías encuestadas ha logrado escalar su fuerza laboral digital.


La mayoría de estas organizaciones se encuentra en la fase de descubrimiento (es decir, socializando los conceptos, opciones y riesgos con diversas partes interesadas) o aún están explorando el caso de negocios de la RPA, a través de compromisos breves y centrados en pruebas de valor que justifiquen su inversión.


La automatización sí reemplazará algunos trabajos, pero también creará otros más y logrará, a medida que los humanos y las máquinas trabajen juntos, transformar la fuerza laboral. Los avances en las tecnologías de automatización representarán, para los humanos, una oportunidad cada vez mayor de trabajar de la mano con robots, agentes de software y otras máquinas.


Germán Ortiz, socio líder de la Industria de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones en Deloitte, comentó que “debemos tener claro que la automatización transformará, no reemplazará, el trabajo humano. En realidad, la automatización crea nuevos empleos y nuevas categorías de empleos. La nueva división del trabajo entre los robots, los clientes que utilizan el autoservicio automatizado y los empleados llevarán a una reconfiguración significativa de la fuerza laboral entre 2017 y 2027”.


Asimismo, Germán Ortiz, opinó que la mayoría de las empresas se beneficiarán del valor comercial que crea la automatización y deberán abrirse a nuevas perspectivas. Las ventajas se concentrarán, principalmente, en los siguientes aspectos: 


Enfoque en el cliente. Los robots permiten a los trabajadores enfocarse en el trabajo de valor agregado basado en habilidades, como el servicio de atención a clientes, en donde es necesario utilizar la inteligencia emocional e intelectual. 


Mejoramiento en tiempos de ciclo y gestión de riesgos. Los robots permitirán hacer más con menos y de una manera más eficiente, con menos errores.


ABB


Es una de las cuatro empresas más importantes en el desarrollo de robots industriales, aproximadamente han instalado 400 mil en todo el mundo.


Sergio Bautista, líder de robótica en ABB México, explicó que su división se enfoca al segmento automotriz, bienes de consumo, alimentos y bebidas, farmacéutica, plásticos y metales no automotrices. 


Asimismo, apuntó que “la tecnología de los robots ha evolucionado en los últimos años, pasando de robots desde 6 ejes que trabajaban cargando 5 kilos ahora cargan una tonelada. Trabajan con mayor rapidez, reducen el consumo energético y se han creado diferentes versiones de ellos para aplicaciones más específicas como robots para soldadura, aplicación de pegamento, pintura, manufactura y las nuevas versiones que son los colaborativos. Robots pequeños de alta velocidad y bajo peso para la industria electrónica que a nivel mundial ocupa muchos”.


ROBOTS COLABORATIVOS


Los robots colaborativos (cobots), son pequeños y sencillos, sobre todo si se comparan con las máquinas de las grandes líneas de ensamblaje tradicionales, participan ya en México, de manera activa, en la industria de la manufactura, atendiendo la demanda de las pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector.


Estas organizaciones han aprovechado la automatización de procesos monótonos o repetitivos, sin necesidad de invertir grandes recursos económicos. Los cobots son una oportunidad para que las pymes, que en México emplean a 72% de la Población Económicamente Activa (PEA), puedan automatizar procesos que, si bien aportan valor, son rutinarios y desgastantes. Los robots colaborativos reemplazan al operador en este tipo de tareas y, debido a su condición inofensiva (realizan, por ejemplo, movimientos a una velocidad de un metro por segundo) pueden trabajar al lado de ellos sin ningún inconveniente.


“Los robots colaborativos nacieron con el objetivo de trabajar conjuntamente con el humano. Están desarrollados intrínsecamente para ser seguros, esto quiere decir que son ligeros, hechos de materiales ligeros como magnesio, tienen recubiertos de goma, corren a bajas velocidades para reducir posibles impactos, pueden trabajar de una manera más adecuada con las personas, además de realizar tareas de alto riesgo para humanos”, destacó Sergio Bautista.


Además, mencionó que el futuro de la robótica es la colaboración entre el robot y el humano, “ahí es donde hay que enfocarse, sacarle el mayor provecho al trabajo colaborativo. El pasamiento de que quitarán plazas de trabajo es erróneo, con datos duros de la Federación Internacional de Robótica (IFR, por sus siglas en inglés), demuestran que en países como Corea o Alemania donde hay mayor cantidad de robots son países donde los índices de desempleo son más bajos”.


¿QUÉ FALTA PARA LA IMPLEMENTACIÓN?


La industria automotriz y la industria de alimentos y bebidas de empresas multinacionales que se dedican a esta producción tienen un desarrollo tecnológico bastante alto. “En México vamos delante de muchos países en la implementación de tecnología; sin embargo, existe otro México con compañías que no han avanzado por tres razones: Por miedo a la tecnología y falta de capacidades; Precio, hay que quitar la mentalidad que los robots son solo para industrias robustas; Capacidad para la implementación de la tecnología, estos robots se utilizan en procesos básicos en plantas pequeñas de producción no se necesita tener toda una infraestructura de comunicación o conectividad, simplemente utilizar los robots en procesos básicos. Cualquier taller puede implementar un robot para un proceso o una aplicación”. 


Por último, Sergio Bautista, agregó: “Estamos trabajando en hacer robots más simples de programas y más fáciles de usar. Hacerlos más colaborativos y que trabajen en conjunto con el humano en la producción para darle un mayor valor agregado”.



+INFORMACIÓN: 

ABB

Email. Contact.center@mx.abb.com

Tel. 01 800 5222 365

Web: https://new.abb.com/mx



Te puede interesar

Ediciones Impresas