Advertising

El T-MEC, gran oportunidad para la industria metalmecánica en México

Por Lizete Hernández. 29 de diciembre 2021

Advertising


Competitividad y aplicación de tecnología 4.0, los retos actuales de la industria

 

 

Las distintas regulaciones del T-MEC provocarán efectos en la industria en México, en donde el factor que destacará es el uso del acero y el aluminio, es decir, cualquier vehículo que contenga estos materiales deberá incrementar en su regionalización, lo cual representa una oportunidad para que la producción de piezas de acero, de piezas de forja o de aluminio se comiencen a fabricar en México.

Berenice Egure, socia de comercio internacional y aduanas en KPMG México, dio a conocer que a través del estudio Perspectivas de la Alta Dirección en su versión 2021 para México, la entrada del T-MEC ha sido bien recibida, pues el 56% afirmó que el impacto operativo para la empresa será positivo y el 41% no vieron un impacto derivado de la entrada en vigor del tratado.

Respecto a las industrias que registraron un impacto positivo, el sector manufacturero está en tercer lugar, solo después del outsourcing y el transporte; en este contexto, aseguró que podría hablarse de un panorama alentador para el sector metalmecánico.

Refirió que el impacto se puede visualizar en dos vertientes: una es por parte de las empresas que están integradas en las cadenas globales de valor, por los impactos relacionados con las reglas de origen y al ser proveedores Tier 1, Tier 2 o Tier 3 de la industria automotriz, deberán estar alineados a todos los requisitos establecidos en las reglas de origen específicas del tratado vigente. Lo anterior, impactará en el contenido regional, partes originarias para vehículos ligeros, entre otros requisitos.

La segunda vertiente es para aquellas Pymes que no están integradas a una cadena global, aquí se aplicará un capítulo específico para no mover el desarrollo e incrementar las actividades comerciales de estas empresas generando un vínculo entre proveedores, compradores y socios comerciales potenciales a nivel internacional.

“En KPMG desarrollamos una herramienta para evaluar la preparación de las empresas frente al T-MEC y consideramos tres aspectos: cumplimiento aduanero, que está relacionado con reglas y procedimientos de origen, así como aspectos que impactan la operación como el uso de operador económico autorizado. El otro punto se centra en el cumplimiento de las leyes laborales; desgraciadamente el tratado considera unas sanciones por incumplimiento de procedimientos. El tercer aspecto es lo relacionado con temas de anticorrupción y ciberseguridad, pues se resalta la importancia de la industria privada”.

En la encuesta Perspectivas de la Alta Dirección también preguntaron qué tan difícil ha sido la adopción de los cambios del tratado a la operación de las compañías, dentro de los resultados destaca que, en aspectos laborales, para el 52% la implementación fue sencilla y para el 8% fue complicada. 

En cambios relacionados con reglas de origen, el 53% lo consideró sencillo y el 8% complicado.

 

ÁREAS DE OPORTUNIDAD PARA LA INDUSTRIA METALMECÁNICA

Víctor Galván, gerente senior de asesoría en cadena de suministro y operaciones de KPMG México, mencionó sobre lo relacionado con el proceso de maquinado y el uso de tecnología en herramientas necesarias para realizar operaciones en una misma pieza, sobre todo donde existen múltiples tipos de corte.

Dijo que todo lo que se refiere a los procesos de metal formado, así como la tecnología de punta utilizada en los procesos como estampado, también tendrán grandes oportunidades de crecimiento.

“En los procesos de materiales ligeros y resistentes habrán más oportunidades por el estampado en aluminio, en caliente y en aceros de alta resistencia, todo esto tiene una alta demanda por los vehículos eléctricos e híbridos, porque requieren reducir el peso del auto para poder tener una mayor eficiencia posible del vehículo y autonomía”, explicó.

Refirió que sectores como el de electrodomésticos, en donde se realizan estampados grandes de materiales de acero inoxidable o aluminio, demandarán piezas hechas en la región en donde se encuentran las plantas industriales.

“Toda la tecnología que se requiere lamentablemente no es suficiente, hay muy pocos proveedores que lo tienen en México y esta es la gran oportunidad para ser más competitivos, para ello, las empresas proveedoras deberán contar con la más alta tecnología a nivel local”, comentó.

Dijo que el estampado en materiales diversos se hace en casi todo el mundo. El best-in-class para estampados de Clase A o del exterior de los vehículos se encontraba en Canadá o en Estados Unidos, pero la tendencia se fue a Asia; no obstante, con el T-MEC se deberá generar oportunidad para que esto se realice en México, pues por temas arancelarios, costos y más ventajas competitivas, es la gran oportunidad para desarrollar esta tecnología que pueda hacer estos procesos demandados por la industria.

“La demanda por los vehículos eléctricos requiere este tipo de componentes, México podría tener toda la capacidad y es el momento de que las empresas volteen a ver estas oportunidades”.

 

COMPETITIVIDAD Y TECNOLOGÍA

Víctor Galván mencionó que actualmente no solo están en el mercado los competidores tradicionales, sino que este panorama se abrió para nuevas empresas, como ocurre con las compañías tecnológicas que ya fabrican productos propios y diversos componentes que requiere todo tipo de industria.

“El desconocimiento de los beneficios de estas tecnologías y todo lo que engloba la industria 4.0, como es la digitalización de equipos y comunicación entre máquinas, análisis de datos, todo esto que trae la transformación digital, en México aún estamos muy atrasados, pero hay mucha oportunidad de desarrollarlo pues ya hay empresas pioneras, principalmente en la industria automotriz y aeroespacial”, comentó.

 

Refirió que las empresas que buscan opciones en la cadena de suministro local, esperan que toda proveeduría maneje la misma tecnología para seguir haciendo negocios.

Finalmente, sostuvo que las empresas en el sector manufacturero están adaptando tecnologías emergentes o habilitadores en vías de mejorar su productividad, además de emplear el análisis de datos técnicos de productividad, calidad y eficiencia.

 

Más información en: https://mexicoindustry.com/suplementos 

 


Te puede interesar

Ediciones Impresas