Advertising

Querétaro

Recomendaciones para emprender en tiempos de pandemia

Por María Fernanda Aguirre. Junio 2021

Se dice que el emprendimiento es como un deporte extremo, que es un entrenamiento para la vida, y sí tiene mucho de eso. En el último año se ha puesto aún más interesante porque ha sufrido cambios profundos derivados de la pandemia por el Covid-19. Hay productos y servicios nuevos que llegaron para quedarse y otros que por más que se intente, tienden a ser obsoletos en las nuevas condiciones de vida.  

Es normal que enfrentar retos no esperados, afecte en la emocionalidad del emprendedor, lo haga dudar si es el mejor momento para emprender o no y condicione la forma como toma sus decisiones. Puede pasar de la duda a un estado de miedo y estancamiento que lo lleven a tener pensamientos negativos que compliquen aún más los resultados esperados. 

A lo largo de los años, se ha podido comprobar que las épocas de crisis han sido las ideales para innovar o transformarse, ya que generalmente cambia la perspectiva del mercado, tanto en las necesidades como en los hábitos de consumo.  

Entonces, durante la pandemia ¿existe la oportunidad para emprender? La respuesta es sí. Los resultados dependerán del tipo de emprendedor que seas, del propósito de vida que tengas, de los recursos (tangibles e intangibles) con los que cuentes, de la constancia y la voluntad. 

Cumplimos un año en un proceso de contingencia sanitaria que probablemente continúe por un periodo más. Los emprendedores deben enfocarse en las tendencias de los comportamientos de consumo futuros, ya no los actuales.  

Para las demandas actuales ya hay ofertas que se están convirtiendo en océanos rojos. Si no lograron subir a la ola en tiempo cuando la pandemia inició, querer vender o hacer lo que los demás ya están haciendo, es una pérdida de tiempo.   

Es importante que escojan bien en qué van a invertir el esfuerzo antes de simplemente accionar de forma improvisada. Para esto es necesario que busquen los medios para hablar con las personas, que conozcan sus necesidades actuales, empaticen con ellas y puedan trazar cuáles van a ser sus necesidades futuras (postpandemia). 

Esta pandemia ha causado mucho dolor en nuestras vidas, ha habido una gran sensación de pérdida de muchas cosas. El emprendedor existe para servir, por lo tanto, está en sus manos con creatividad y compromiso social crear esas soluciones que sanen esos puntos de dolor detectados.  

 

Recomendaciones puntuales para poner en práctica: 

 

  1. Pregúntate ¿qué tipo de emprendedor  eres? ¿de los que se autocompadecen ante las dificultades o de los que aprovechan las épocas de crisis?  
  2. Redefine el propósito. Muchas cosas han cambiado, revisa si tu propósito sigue siendo el mismo o también cambió. 
  3. Ten claras tus metas y mide los progresos. Mientras la meta esté clara, la ruta puede cambiar adaptándose a las condiciones.  
  4. ¡Habla con la gente! Pregúntale qué le duele, ¿a qué le daba valor antes? ¿qué es valioso ahora? ¿qué cambió? Y crea para ellos una real propuesta de valor.  
  5. Reemplaza el distanciamiento social, con lo que llamo el “acercamiento digital”. La mayoría del tiempo, la forma de comunicarnos actualmente es a través de una pantalla, crea formas en las que tu comunidad, prospectos o clientes te sientan cerca y disponible. 
  6. Uno de los enemigos del emprendedor es la comparación. No puedes esperar ir a la misma velocidad de otros; crea tu propia vara y mídete con respecto a ella y ve incrementando tus propios retos. 
  7. El mejor remedio contra el miedo y la depresión, es la acción. Mientras estés haciendo cosas, no tendrás espacio para la victimización. Mantente ocupado dando lo mejor de ti.  
  8. Sé agradecido por lo que ya tienes, en vez de pensar con lo que aún no cuentas.  
  9. Evita endeudarte. En caso que tengas deudas, procura que ésta no pase el 30% de tus ingresos.  
  10. Para que un negocio sea rentable, se debe procurar reducir los costos y aumentar los ingresos. Reduce al máximo los costos que en esta nueva realidad ya no son esenciales y diversifica tu cartera de productos y servicios. Haz un mix de ventas en el que los propios productos y servicios compensen entre sí el ingreso.  

 

Utiliza la transformación digital a tu favor, ya no existen límites para escalar a nivel nacional o internacional.  

Para poder llevar a cabo todos estos “cómo”, es fundamental contar con un equipo de trabajo multidisciplinario que enriquezca el emprendimiento, aportando en la consolidación del negocio sus habilidades técnicas, pero sobretodo, las habilidades blandas tan necesarias en épocas de crisis e incertidumbre.

 

+INFO

María Fernanda Aguirre

Directora académica de la carrera de Liderazgo, Emprendimiento e Innovación (LEINN) de la Universidad Mondragón México 

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas