Advertising

Tamaulipas

Innovar: más que soluciones tecnológicas, una mentalidad

Por Thibaut Saphore. Agosto 2021

Han sido pocas las veces donde me presento en un foro o alguna reunión y no me preguntan de dónde vengo. Mi nombre y mi acento me delatan, es cierto. Normalmente esta pregunta viene acompañada de muchas otras, por ejemplo: cuál es mi platillo mexicano favorito o qué es lo que más me gusta de México. 

Esta última pregunta me resulta muy interesante porque sin duda puedo decir que la creatividad y resiliencia que hay en el país es inigualable. Nací en Francia y al llegar a la Ciudad de México a trabajar, una de mis mayores sorpresas fue darme cuenta de la habilidad que tiene la gente para resolver problemas en un lapso muy corto de tiempo y con pocos recursos. Innovar es una habilidad natural de todas las personas con las que trabajo y eso es algo que valoro muchísimo. 

Hoy la innovación funciona como una oportunidad para crecer en el futuro y una constante búsqueda de soluciones a necesidades cotidianas. Lo sé porque tengo la fortuna de convivir y trabajar con un equipo de expertos en diferentes mercados de todo el mundo desde el momento en el que despierto y tomo mi primera taza de café. Pero la innovación es también una mentalidad, un enfoque y un sistema de trabajo que se adapta al ritmo con el que nacen nuevas necesidades, tanto en la vida diaria como en los negocios. 

Si bien el factor tecnológico es una parte de la innovación, trabajar con visión y pasión para ganar, crear consciencia y romper tabúes son elementos fundamentales, pues ésta no es una tarea de simplemente descubrir una idea nueva e implementarla, sino identificar el método adecuado para generar otras de forma responsable. 

Sin darnos cuenta, rápidamente surgen nuevas necesidades que cambian el panorama por completo. Estar a la par de esta evolución exige darnos cuenta de que el cambio jamás se detiene y necesitamos trabajar en proyectos pensando más allá de lo convencional para generar un impacto real. Así, innovar para mí significa mantenerse siempre en movimiento. 

En Essity, nuestra estrategia de innovación ofrece constantemente mejores productos y soluciones más seguras y amigables con el medio ambiente para nuestros clientes y consumidores. Uno de nuestros objetivos, y del cual me siento muy orgulloso, es que al menos el 33% de las innovaciones que trabajamos generan mejoras sociales o medioambientales y a lo largo del 2019 lanzamos proyectos a nivel global, de los cuales el 69% cumplieron con el propósito de esta estrategia, lo que significa que superamos la meta establecida. 

Bajo esta idea, nació en 2018 Impulso 20, el programa de colaboración y aceleración corporativa de Essity. Hasta hoy, el programa ha logrado sumar una inversión superior a los 500,000 dólares donde, a través de pilotos coordinados bajo la estructura de Impulso 20, se han financiado start-ups de Chile, Colombia, México, Costa Rica, Brasil, entre otros países. Con el impacto que ha tenido el programa se han logrado evaluar más de 400 emprendimientos en Latinoamérica, donde actualmente 31 lideran proyectos o dan servicios a la compañía en la región. Aún con la pandemia por Covid-19, logramos un aumento en la base de inversión a través de los pilotos y estamos empezando a analizar la incursión en ecosistemas como el de Essity en Norteamérica. 

Algo que siempre destaco y admiro mucho de Essity es que cada colaborador trabaja pensando en que es su propia empresa y negocio, dejamos atrás esa idea donde nuestras actividades diarias y la misión y visión nos eran ajenas a nuestras vidas personales. 

Ya sea desde la iniciativa privada o la pública, es importante apoyar y desarrollar innovación para mejorar el día a día de las personas y romper barreras por el bienestar. En México y en todo el mundo, los consumidores ya no solo buscamos comprar un producto que cumpla las funciones que promete, buscamos que sea un producto con propósito. Solo así será posible crecer a la velocidad del futuro. 

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas