Advertising

San Luis Potosí/Aguascalientes

Gesta Labs, retos para implementar IoT y agregar valor a una fábrica

Por Jair Pérez. Abril 2021

El internet de las cosas (IoT) es el habilitador principal de otras tecnologías de industria 4.0 que hoy están ocupando espacio en todo tipo de negocios. Los datos digitales son el nuevo insumo de la economía global y es posible generarlos en muchos procesos físicos gracias al IoT, una tecnología que es la base de la gran mayoría de los proyectos de digitalización y es, también, la clave para implementar otras más avanzadas como big data e inteligencia artificial. Si has pensado iniciar tu transformación digital hacia la industria 4.0, el IoT será estratégico.

Implementar esta tecnología en una fábrica no es complicado si desarrollas adecuadamente un roadmap para definir cómo agregarás valor digitalizando X proceso o línea de producción, buscando traer beneficios operativos y económicos, tanto al proceso como a las personas que participan en él. Y esto se logra definiendo casos de uso prácticos, con KPI claros y estratégicos que te permitan medir si la digitalización es eficiente.

Suena simple, y aunque se trata de proyectos accesibles, en el camino te puedes topar con retos de distintos tipos. Estos son algunos:

 Sensores y equipos. Algo muy común es que en una misma fábrica haya diferentes niveles de automatización y modernización en las líneas y equipos, PLC de diferentes marcas que no se comunican entre sí, equipos legacy que no tienen sensores u otros que no tienen sistemas de control.

 Conectividad y redes. Puede suceder que en muchas fábricas no exista ninguna red industrial y haya desconocimiento sobre los tipos de redes inalámbricas que hay en el lugar, además de los problemas de convergencia que suele haber para segmentar la red de OT e IT.

 Datos y aplicaciones. No hay datos históricos almacenados o, si los hay, están guardados en silos; también puede que no existan plataformas para visualizar los datos consolidados y limpios en tiempo real.

Estos aspectos pueden parecer técnicos, pero un proyecto de IoT debe considerar estos escenarios con las posibles soluciones prácticas y ágiles de las que puedes echar mano para no detener la digitalización de los equipos y los procesos.

Aun así, es prioritario definir el roadmap y establecer el ABC para implementar el internet of things, el cual debe identificar las áreas de oportunidad que hay en la parte operativa de la planta, así como los equipos, herramientas y estaciones de trabajo que pueden ganar eficiencias en un proyecto de este tipo. Es decir, todos los activos que pueden ser monitoreados para mejorar su desempeño y ofrecer ahorros.

También es necesario priorizar casos de uso y seleccionar los KPI a mejorar para establecer, como primer paso, un proyecto piloto que luego puedas escalar. Por ejemplo, OEE para elevar productividad, monitoreo de tiempos muertos y paros no programados, monitoreo de piezas buenas y con defectos para elevar los índices de calidad, monitoreo de consumo energético para optimizarlo, monitoreo de operadores en línea para mejorar su desempeño. Hecho esto, lo ideal es seleccionar al proveedor que cumpla con el plan de negocio, implementar y monitorear las variables y métricas.

Como puedes ver, agregar valor a tu fábrica con un proyecto de IoT es muy práctico y, si lo enfocas bien, desde los primeros pasos puedes comenzar a generar importantes ahorros económicos.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas