Advertising

San Luis Potosí/Aguascalientes

Eficiencia energética, los retos que el planeta tendrá que superar

Por Marco Ávila. Junio 2022

¿Te imaginas cómo será el mundo en el 2050? La creciente demanda de energía y los cambios en los aspectos ambientales, de alimentación y uso del agua nos obligan a no perder de vista que es impostergable que las sociedades humanas, el mundo de los negocios y la producción industrial se interesen en materia de un uso eficiente de los recursos.

La eficiencia energética tiene como propósito reducir la cantidad de medios empleados en la producción de bienes y servicios y que ello se vea reflejado en un ahorro real, perceptible.

Hoy día es posible hablar de la eficiencia energética en la industria, prioritariamente en los sectores del transporte, metalurgia, gas y petróleo, manufactura y construcción, así como en la rama alimenticia y el comercio. Todos dependen de la disponibilidad oportuna, segura y viable de energía para aprovecharlas y desarrollarse. Sin embargo, pocas veces se profundiza en cómo la eficiencia energética se tiene que proporcionar para alcanzar metas óptimas, así como el tiempo y la inversión para lograrlas. Es por ello que debe de ser una prioridad en la agenda de todo gobierno, principalmente debido a que las fuentes energéticas tradicionales tienden a ser cada vez más escasas, costosas y provocan un fuerte impacto en el equilibrio del ecosistema.

De acuerdo con la ONU, se prevé que, para el 2050, el número de habitantes alcance los 9,000 millones, es decir, casi 2,000 millones más que en la actualidad. Pero eso no es todo, ya que, hacia finales del siglo XXI, las proyecciones indican que habrá 11,000 millones de personas, siendo los países mayormente implicados en este boom demográfico la India, Nigeria, Pakistán, Congo, Etiopía, Tanzania, Indonesia, Egipto, China y los Estados Unidos.

Además, aproximadamente tres cuartas partes de la población mundial se ubicará en áreas urbanizadas, lo que representará una enorme presión para la obtención de recursos alimenticios, de agua y de energía, esenciales para el sustento y bienestar de la humanidad.

En este sentido, la Agencia Internacional de Energía resalta que para conseguir que las emisiones de carbono sean nulas y se reduzcan los niveles de efecto invernadero en 2050, es imprescindible que el aumento anual de la eficiencia energética sea tres veces más rápido durante la próxima década. 

De igual forma, existe una alta expectativa de que, en el mediano plazo, las tecnologías a base de hidrógeno, en particular los electrolizadores, ayudarán a producir energías limpias, sobre todo en el sector automotriz y de transporte.  También, los generadores y cogeneradores de energía juegan un papel importante ya que pueden ofrecer cerca de un 45% de eficiencia eléctrica, con lo cual se puede ahorrar combustible y convertir el calor residual en energía. Con esto, es posible lograr flexibilidad para satisfacer las necesidades energéticas de cada sector.

De acuerdo con la publicación del Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, para 2020-2034, México necesita de las inversiones públicas y privadas ante el inevitable aumento de la demanda de energía eléctrica, que pronostica un promedio anual de entre 2.1 y 2.9 por ciento.

Por ahora, la Comisión Federal de Electricidad impulsa la eficiencia energética mediante la aplicación de Diagnósticos Energéticos, una serie de acciones que buscan promover el ahorro y uso eficiente de la energía, y son efectuadas por el Programa de Ahorro Energético del Sector Eléctrico.

Todo lo anterior abre la posibilidad a que, con la asesoría adecuada, además de una evaluación integral de la oportunidad, las compañías puedan destinar recursos a esta clase de proyectos y que el mercado crezca. Algo relevante ante un panorama ambiental desafiante y que el mundo está obligado a atender. 

 

 

MÁS INFORMACIÓN:

Marco Ávila

Líder de ventas Cummins Power Generation México

marco.a.avila@cummins.com

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas