Advertising

Estado de México/Puebla

México y Taiwán, en la misma dirección

Por Kate Chen. Agosto 2022

La industria automotriz y los sectores alrededor de ella históricamente han sido un indicador de desarrollo para las economías en todo el mundo. La industria de autopartes, por ejemplo, tiene una amplia gama de categorías que incluyen: partes de carrocería, rines, llantas, partes de colisión, partes de chasis, espejos retrovisores y productos de iluminación, medidores de presión de llantas, baterías de vehículos, motores de pistón de combustión interna, por mencionar algunos. 

El desarrollo de la industria de autopartes tiene el potencial de elevar significativamente el desarrollo de las naciones, así como transformar sus economías locales y, en consecuencia, las regionales. Impulsar simultáneamente el desarrollo de campos industriales clave como: maquinaria, motores, herramientas de transporte, instrumentos de precisión, caucho y plásticos es un indicador importante para demostrar las capacidades de fabricación de un país.

Desde la perspectiva del comercio bilateral, el mercado norteamericano es el mercado más importante para las exportaciones de autopartes de Taiwán. En 2021, las exportaciones de autopartes de Taiwán alcanzaron los ocho billones de dólares, de los cuales 4.4 billones (56% de las exportaciones de autopartes de Taiwán) fueron exportados al mercado de América del Norte (incluidos Estados Unidos, Canadá y México). 

Las exportaciones de autopartes de Taiwán a México ascendieron a 273 millones de dólares, con un crecimiento del 51.3% en 2021, y la tasa de crecimiento es muy superior al promedio mundial. Actualmente, Taiwán es el décimo país proveedor de autopartes para México, y México es una importante base de producción y mercado para autopartes en el mundo. En México, la obra de mano calificada a precios competitivos lo hace un país aun más atractivo para la inversión.

Los proveedores de la industria automotriz taiwanesa para la industria mexicana y estadounidense giran en torno a los componentes clave proporcionados por Taiwán, los cuales son no sólo diversos sino completos y de alta calidad. Estos componentes para las autopartes pueden integrar y complementar la industria automotriz en México y la región de Norteamérica, aprovechando al máximo la reorganización de la cadena de suministro industrial y expandir el asentamiento industrial en México y América del Norte a través del comercio y la inversión.

Finalmente, es importante señalar que México no solamente es un jugador clave por su producción de automóviles a nivel mundial, sino también una importante base de producción y mercado. La inversión extranjera en la producción de autopartes en México es principalmente para el suministro de fábricas OEM originales, y las autopartes importadas de Taiwán se utilizan para suministrar piezas de servicio postventa.

El mercado automotriz mexicano es cada vez más atractivo para los inversionistas extranjeros, con México atrayendo más de cinco billones de dólares en inversión extranjera directa anualmente. La industria automotriz mexicana está distribuida entre los principales fabricantes internacionales, lo que ha jugado un papel importante en la promoción del desarrollo económico e industrial de México.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas