Advertising

Coahuila

T-MEC, un acuerdo que da certidumbre

Por Omar Medrano. Agosto 2020
A todos nos queda claro que las inversiones dotan a un país de trabajo y mejoran la calidad de vida de sus habitantes. El crecimiento económico está profundamente relacionado con las negociaciones e intercambios comerciales que se tienen con otras naciones. Vivir en un territorio vecino de la potencia más rica del mundo y pertenecer a una región donde en 2017 se intercambiaron 61 millones de dólares por hora, lo obliga a mantener una estrecha relación con los países el norte.

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) viene a dar oportunidades a rubros de la industria que en su momento dejaron de tener las mismas condiciones que tenían en el anterior acuerdo. Uno de los principales estándares de la campaña del presidente Trump, fue la revisión de dicho tratado, el cual, según su opinión, dejaba en desventaja a su país en algunos sectores, como la industria automotriz, pues aseguraba que era difícil competir con la mano de obra económica en México.

En ese momento, todo fue incertidumbre y los inversionistas vieron una amenaza ante las declaraciones del político, e incluso se prendieron las alarmas ante un posible exilio de inversiones.

A días de firmar el nuevo acuerdo, la realidad dista mucho del escenario que se pronosticaba, y de hecho, viene a dar opciones más benéficas para México, como eliminar aranceles al acero, el aumento de proveeduría local para la industria automotriz y fortalecer la competitividad en nuestro país, manteniendo la certidumbre en el comercio e inversiones.

Otro punto que se agrega al tratado y representa una oportunidad, es para la comunidad indígena, debido a la ampliación en la cobertura de los bienes textiles que pueden promover la producción de este sector marginado del país.

Si bien, es cierto que nos encontramos en un mar agitado de la economía por ideologías políticas y el golpe de la pandemia del Covid-19, con este tratado, México da un respiro a los inversionistas y por supuesto, alienta a aquellos que veían en México un país que estaba aislando a la inversión. Probablemente en algún momento tendremos que diversificar la economía y no depender tanto de una sola región, sin embargo hoy lo que tenemos es este intercambio comercial y debemos sacar el mejor provecho.

En una transición hacia una economía modernizada, México deberá trabajar en competir contra las inversiones, alentar a que se queden e incrementen infraestructura, incentivos fiscales, entre otros. Competir contra otros no hace otra cosa más que buscar ser mejores siempre. Aprovechemos entonces el pequeño, pero importante respiro que hoy nos da el T-MEC.

Más información:
Nombre: Omar Medrano
Cargo: Materials Planner
Contacto: omar.medrano92@gmail.com

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas