Advertising

San Luis Potosí/Aguascalientes

Reto en cambios fiscales para el 2020

Por Aldo Partida Breceda . Febrero 2020
Los cambios fiscales aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) y la Miscelánea Fiscal del 2020 continúan siendo insuficientes ante tanta informalidad. Se ha destacado ya, en los Colegios de Contadores a nivel nacional, que las modificaciones aprobadas por los legisladores reconocen criterios y recomendaciones internacionales, así como hacer un mayor énfasis respecto al aumento de la recaudación a través de la fiscalización; sin embargo, queda a deber en el tema del combate del comercio informal y si nos preguntamos ¿Por qué? Hay que ver que sigue el resultando crítico, lineal al que menos tiene o bien al que apenas comienza o desea hacer crecer su empresa por tanta imposición fiscal.
Aunque el gobierno de la Cuarta Transformación encabezado por Andrés Manuel López Obrador no creó nuevos impuestos para este 2020, sí hizo cambios que significarán más presión sobre los contribuyentes. El gobierno federal espera la recaudación de 3.5 billones de pesos, ante las crecientes necesidades del gasto social.
A partir de enero de 2020, entró en vigor la miscelánea fiscal y la reforma penal fiscal derivadas de las modificaciones a las leyes del Impuesto Sobre la Renta (ISR), al Valor Agregado (IVA), del Especial sobre Producción de Servicios, la Ley Federal de Derecho y al Código Fiscal de la Federación (CFF) aprobadas.
“Vienen retos muy importantes para las empresas y los contribuyentes por los cambios que se hicieron”. Considero que entre las novedades destacan los temas de economía y comercio digital que se introducen en la legislación, debido a que ya se están considerando en las leyes del ISR y del IVA. Existen otros aspectos fiscales que afectarán tanto positivo como negativo a las inversiones, por lo que las empresas ya se están preparando. Uno de los más novedosos es que los asesores deberán reportar ante el fisco ciertas actividades que pretenden llevar a cabo las firmas para el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.
Hoy sale más caro tener un error u omisión en el cálculo del impuesto, porque te puede llevar a pagar penalizaciones, en nuestro país son: intereses, recargos o multas. Estos pueden representar entre el 150% y el 200% de la contribución o del impuesto omitido.
Respecto a la ley anti factureros, el riesgo no es sólo para los grandes contribuyentes, porque por un error con los proveedores puede tener una repercusión negativa.
Ahora bien, escuchando a especialistas en el ramo fiscal ellos destacan que esta reforma pretende alinear a México a las acciones de la Iniciativa BEPS (Base Imponible y el Traslado de Beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés), la cual engloba a todas las estrategias fiscales que se aprovechan de inconsistencias en los sistemas de leyes y normas que tiene un país.
Concluyendo: Reitero la invitación de los contribuyentes a estar muy de cerca de los especialistas en temas fiscales, para no caer en atrasos y multas con recargos altos o errores que pueden ser hasta la quiebra de una empresa y hoy en día pagar deudas de una persona moral con patrimonio personal.

Advertising

Articulos Relacionados

Ediciones Impresas

© 2020 Mexicoindustry.com