Advertising

San Luis Potosí/Aguascalientes

La nueva industria en tiempos de pandemia

Por Jesús Solís Peña. Noviembre 2020
Covid-19, título de la enfermedad causada por el virus Sars CoV2, vino a revolucionar nuestra percepción de la realidad y la manera en la que nos relacionamos, tomando medidas como el distanciamiento social, la inclusión del cubrebocas en una sociedad que no tenía la cultura de prevención respiratoria, entre otras medidas.

En términos de la Organización Panamericana de la Salud, México es un panorama multifactorial, complejo, no solo por el impacto a la salud sino también por el impacto económico y social de la pandemia, así como por una cierta confusión en la población respecto al mantenimiento de las medidas de sana distancia en el marco de los colores rojo y naranja del sistema de semaforización.
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe prevé que México pasará de 11.1 a 15.9% de personas bajo la línea de extrema pobreza, esto creado por el impacto económico e industrial, suspensión de labores no esenciales, paro técnico, situaciones que simultáneamente no se habían visto en el panorama mexicano.

Pero ante todo esto, ¿cómo se ve afectada la industria? Y ¿qué medidas debemos de implementar?
En la actualidad nos enfrentamos a un enemigo invisible, un enemigo que sin saber está tocando la puerta de nuestras casas y en este caso de nuestro sitio de trabajo, inclusive sin habernos dado cuenta.

Ante todo, debemos buscar las medidas no solo de prevención, si no a su correcta canalización y si es posible erradicación de la causa raíz.

Medidas como filtros en la entrada y salida donde se tomen controles de temperatura, la constante sanitización con cloro en dilución al 10%, limpieza profunda de áreas de contacto común, distanciamiento social a 1.5 metros como mínimo, uso constante de cubrebocas, lavado constante de manos, así como el uso de lente de protección ocular.

Además de cursos de preparación para todo nuestro personal en el tema, a través de la página del IMSS, en todo lo relacionado al Covid-19 y la nueva normalidad; incluso algunas empresas desarrollaron su propia capacitación en el tema basada siempre en los lineamientos de nuestros servicios de salud.

Es prioritario contar con un sistema de toma de muestras, de preferencia PCR ya que la efectividad es mayor en comparación con prueba rápida de inmunoglobulinas, con un menor nivel de falsos negativos y con un adecuado sistema médico de respuesta que dé seguimiento oportuno basado en el conocimiento médico y científico de la enfermedad, son nuestros mejores aliados en tiempos de pandemia.

En efecto los costos aumentarán y la continuidad operativa podría verse afectada, pero el diagnóstico rápido, oportuno y veraz permitirá la persistencia y optimización de los procesos productivos, de esta forma continuar con la eficacia operativa garantizando no solo la seguridad si no a su vez, la producción en pro de la economía de nuestro estado.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas