Advertising

Estado de México/Puebla

Administrar todo desde la nube, el reto para las redes en 2020

Por Ed Solís . Octubre 2020
En la actualidad, millones de personas en diferentes sectores nos servimos diariamente de la nube, en especial desde la instauración del home office, oficinas remotas, las clases en línea y la telemedicina como los modelos más aptos ante el escenario actual, lo que trae la necesidad de contar con soluciones que permitan el monitoreo, administración y funcionamiento de los dispositivos conectados, garantizando siempre la accesibilidad de los datos y manteniendo seguras las redes.
Ante ello, se ha desarrollado tecnología enfocada en gestionar y administrar de manera eficiente la red y los dispositivos conectados de manera remota. Las soluciones e infraestructura para esto deben ser amigables con las distintas necesidades, requerimientos y desafíos de cada persona, usuario o administrador que utilice los servicios de la nube. Para ello, las soluciones y sus usuarios se pueden servir de tres perspectivas o formas de ver las plataformas con que trabajan entrelazadas:
*Cloud como consumidores, refiriéndonos a los dispositivos e infraestructura física que hacen posible el flujo de datos para consumir productos o servicios en línea.
*Cloud como usuarios de contenido: debido a la variedad de dispositivos por los que accedemos al contenido multimedia e información en la nube, así como la infraestructura necesaria para poder lograrlo.
*Cloud como administradores, al contemplar los avances tecnológicos que actualmente se adaptan a las necesidades de cada red y permiten gestionarlas junto con los datos que pasan a través de ellas. Por ejemplo, soluciones automatizadas o plataformas que permiten administrar APs, usuarios, redes corporativas y aplicaciones.

¿Cómo influye la nube en nuestra manera de consumir hoy en día?
Como consumidores, la nube impacta las distintas formas en que adquirimos bienes o servicios través de internet.
El viaje de los datos y la arquitectura de red que se necesita para ello es lo que compone a la nube. Viéndolo desde otro punto de vista, la información del dispositivo viaja a través de Puntos de Acceso (APs) y continúa hacia un centro de datos intermediario, que puede estar alojado en un “housing” dentro de varios racks de servidores, lo que llamamos Infraestructura Empresarial Hiperescala.
Además de ello, esta compleja línea de comunicación de datos necesita de una gran cantidad de servicios suministrados por fibra óptica como la de CommScope, para asegurar que los datos de un punto A a un punto B y C transiten siempre de manera rápida y segura.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas