Advertising

Guanajuato

Elegir el tipo empaque para las operaciones industriales es elemental

Por Mauricio Rivera. Abril 2020
Investigaciones indican que una mala administración de materiales o inventarios puede llevar a las empresas a la pérdida de un 20% de sus ganancias.

Durante 10 años tuve la fortuna de trabajar en empresas del giro de autopartes a cargo de áreas como Logística, Planeación, Compras y Empaque. Esto me ha permitido observar que es común la utilización de empaque retornable de plástico o metal en la industria automotriz.

Sin embargo, existen otros factores que se deben poner en la ecuación, entre ellos, asegurar que el empaque cumpla con la protección del producto, existencia de inventario y el mayor aprovechamiento del activo. Sus principales desafíos son:

1. Problemas de calidad en el producto por contaminación en los empaques y por no cumplir con su funcionalidad física.
2. Costos extraordinarios (paros de línea, expeditados, multas, etcétera) por falta de disponibilidad de empaque para la producción.
3. Reinversión acelerada por una conservación inadecuada en la integridad física de los empaques.

El reto más grande ante estos desafíos es que suelen ser problemas o costos ocultos, por lo que es necesario un análisis profundo para evitar que se vuelva una situación incontrolable y con pérdidas para la empresa.

En la compañía donde laboré por seis años, los ingenieros no entendíamos las causas que ocasionaban problemas de calidad como óxido, golpes o rayones en los componentes y problemas de estática en elementos electrónicos. Se realizaron extensas investigaciones, invirtiendo tiempo y recursos sin lograr resultados contundentes.

Un ejemplo de ello fue la presencia de corrosión por temporadas en piezas maquinadas. Después de cuatro años y miles de dólares derrochados por motivos de rechazos, falta de material, cambios en VCI, etcétera, a partir de un Six Sigma se llegó a la causa raíz. En el estudio se encontró contaminación, que a temperaturas altas originaba bacterias, y éstas al tener contacto con el metal causaban el óxido. Se concluyó que la contaminación en los empaques fue ocasionado por no seguir el método correcto de limpieza por parte del proveedor de maquinado.

Todas estas experiencias nos llevaron a crear procesos para la administración del activo y con el propósito de evitar problemas de calidad se crearon estándares de limpieza e inspección de la integridad física de los empaques. En relación con la falta de disponibilidad se homogenizó como un componente directo del producto (se estandarizó la planeación, distribución, control del inventario, asignación de recursos exclusivos, MaxMin, etc.). Finalmente, para incrementar el aprovechamiento del empaque se almacenó en condiciones secas, libres de sol, contaminación, lo que aumento la su vida útil en un 100%. Esto trajo ahorros por 600,000 dólares y tranquilidad a la compañía.

Con el interés de evitar que las empresas incurran en gastos innecesarios creamos Logistics Maker, especializada en la gestión y limpieza de empaque retornable. Nuestra misión es lograr que los clientes tengan un control efectivo en el manejo del empaque, a través de métodos y estándares probados, sustentados en la experiencia y conocimiento que nos respaldan. Actualmente, trabajamos con empresas automotrices en el estado de Guanajuato.

MÁS INFORMACIÓN:
Mauricio Rivera
Logistics Maker
mauriciorivera@logisticsmaker.com.mx

Mauricio Rivera
Logistics Maker
www.logisticsmaker.com.mx

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas