Advertising

San Luis Potosí/Aguascalientes

Soluciones tubulares para la industria automotriz

Por Alejandra Méndez. Enero 2021

Peasa se fundó en 1961 como una empresa 100% mexicana dedicada a la fabricación de tubo galvanizado y soldado mecánico, utilizado principalmente para la conducción de cables eléctricos.

Fue hasta 1982 cuando la empresa apostó por el sector automotriz y comenzó a desarrollar tubo de acero al carbón estirado en frío y acero inoxidable para la fabricación de autopartes. 

En 1994 se crearon las dos divisiones de la empresa: Peasa Tubería y Peasa Autopartes; en el 2000 iniciaron las operaciones de una nueva planta de alta tecnología para brindar el servicio a la fabricación de TEF y tubos ERW en San Luis Potosí.

“Ganamos un contrato para surtir tubería para amortiguadores a una empresa americana localizada en Querétaro y decidimos venirnos a este estado porque está muy bien posicionado geográficamente en el mercado automotor, nosotros somos Tier 2, la entidad nos ofrecía acceso a las grandes ciudades a tan sólo cuatro horas de distancia”, señaló Mauricio Autrique, director general de Peasa.

El mercado de la compañía de soluciones tubulares está enfocado en un 75% al sector automotriz y el otro 25% para la industria eléctrica, por lo que, en la búsqueda de una mayor calidad y eficiencia, están certificados por Underwriters Laboratories, Inc en ISOTS 16949 e ISO9001.

“Desde que iniciamos en este giro nos dimos cuenta que había muchas oportunidades de desarrollar productos para la industria automotriz, a diferencia de otras compañías, esta hace trajes a la medida cumpliendo las especificaciones de cada cliente, procesamos muchísimos grados de acero, no hacemos productos estándar y eso nos ha ayudado a mejorar en los procesos y en la resistencia del producto”, comentó.

Actualmente, cuentan con cinco plantas, dos de ellas para la fabricación del mercado eléctrico y tres para el automotor, y en ellas manufacturan tubos para amortiguadores, columnas de dirección, ejes, asientos, cabeceras, sistemas de escape, barra estabilizadora, entre otros.

“Los tubos para amortiguadores son para las armadoras Nissan, Volkswagen, General Motors y Ford, Audi, Mazda y Honda, y exportamos directamente productos para autopartes a EE.UU.”, añadió.

El director general indicó que han trabajado para mantenerse a la vanguardia en temas de nuevas tecnologías, y desde el año 2000 comenzaron a adquirir la última tecnología en maquinaria que se maneja en el mercado. 

“En las líneas donde hacemos pedacitos de tubo listos para ensamble tenemos robots manipuladores que ponen en las cajas los productos, contamos con seis robots que ayudan a la eficiencia”.

 

NUEVA INVERSIÓN

Precisamente por querer expandirse en el mercado automotriz, Mauricio Autrique compartió que Peasa realizó una inversión de 20 millones de dólares para la instalación de su quinta planta, la cual cuenta con una línea especializada en fabricación de tubo para barra estabilizadora y pueden procesar espesores gruesos y de alta resistencia.

“La línea nueva de estirado en frío está totalmente automatizada, nadie toca los tubos, son seis procesos diferentes y al final sale el producto transformado, esto ha ido impulsando nuestra productividad”, dijo.

Con ello tienen planeado llegar a la capacidad de 65,000 toneladas y recuperar el nivel que tenían en 2019. “Para eso hay que crecer el 20%, sí es factible porque el mercado se está recuperando y tenemos nuevos proyectos que están por arrancar”, concluyó.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas